¿QUÉ IMPLICA LA CURACIÓN DE CONTENIDO DIGITALES? | DOCENTES 2.0

En el tiempo de pandemia, son muchos las instituciones educativas y docentes que están utilizando una afluencia de herramientas digitales, contenido y plataformas con varias intenciones esperanzadoras. Con el uso de estos recursos, los educadores planean involucrar mejor el aprendizaje de los estudiantes, aumentar el rendimiento académico y preparar a los estudiantes para un mundo digital en constante cambio.

No obstante, si bien ha aumentado el acceso a herramientas y dispositivos tecnológicos, todavía existen razones por las cuales los docentes aún luchan por usar la tecnología para transformar su quehacer pedagógico. Si bien, existen países que han motivado a los educadores a utilizar herramientas tecnológicas, la mayoría no ha dedicado tiempo a seleccionar el contenido digital necesario para maximizar el potencial de estos recursos. Por supuesto, muchos han incrementado sus suscripciones a proveedores de contenido digital, pero para curar estratégicamente el contenido digital es una iniciativa diferente que requiere su propio plan integral.

Tenga en cuenta que, en el pasado, a los docentes generalmente se les proporcionaba un libro de texto que incluía la mayoría de sus recursos educativos necesarios. Ahora, muchos se dedican a un proceso diario que requiere mucho tiempo para diseñar la instrucción digital a partir de los recursos que encuentran en Internet, además de aprender a usar nuevas herramientas tecnológicas, mientras intentan aumentar la participación de los estudiantes y el rendimiento académico.

El enfoque estratégico de un país en la curación de contenido digital puede ayudar a facilitar la transición a un ecosistema de aprendizaje digital. La curación de este ecosistema implica más que simplemente recolectar, reunir y organizar. El proceso de curación implica las siguientes actividades útiles:

  1. Selección de contenido en múltiples niveles y de diversas fuentes.
  2. Evaluación de contenido para la calidad, incluyendo relevancia y autenticidad.
  3. Crear contenido esencial que no pueda ubicarse externamente.
  4. Registrar contenido para proporcionar significado y contexto.
  5. Organizar contenido para facilitar la búsqueda y la productividad.
  6. Almacenar contenido para garantizar un acceso seguro, confiable y equitativo.
  7. Archivar contenido que ya no sea relevante.
  8. Eliminar contenido que ya no es necesario.
  9. Comunicar sobre el contenido a los usuarios esperados.
  10. Mantener el contenido con un plan de acción exhaustivo.
  11. Razones para la curación de contenido.

En síntesis, aunque el proceso estratégico de curación a menudo ha sido pasado por alto por los docentes e instituciones, ha sido una práctica habitual en las bibliotecas, y su necesidad para los servicios continúa creciendo en importancia con la necesidad de informar y educar debido a la abundancia de información disponible en línea en la era digital.