LOS ESTUDIANTES NEURODIVERGENTE EN LA EDUCACIÓN VIRTUAL| DOCENTES 2.0

Hoy en día, existe una gran preocupación en los padres y docentes con hijos y/o estudiante neurodivergente. Es importante señala que la línea entre ADD (trastorno por déficit de atención) y TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) es nublada, y muchas personas usan cualquier término para referirse al mismo trastorno, pero no lo son. ADD no incluye el componente de hiperactividad (la constante inquietud y movimiento).

El autor Barkley (1995) define el TDAH como el “déficit para inhibir la conducta prepotente”. Este tipo de trastorno incluye incapacidad para prestar atención, parecer estar en otro mundo, disgusto / negación para realizar las asignaciones y otras actividades mentales prolongadas, desorganización y olvido, incapacidad para prestar atención a los detalles y seguir las instrucciones, repetidos errores descuidados. Entre algunos síntomas incluyen inquietud, retorcerse, tocar, hablar demasiado, interrumpir a otros, levantarse en momentos inapropiados, correr o trepar en situaciones inapropiadas, incapacidad para jugar o trabajar en silencio, hipersensibilidad al sonido, la luz y las sensaciones físicas.

Por lo tanto, los estudiantes con TDAH luchan con la educación convencional. Los efectos del TDAH pueden ser desafiantes en el aula y en el hogar. En la actualidad, el tiempo de pandemia todos los sistemas han pasado al ámbito virtual, y por supuesto la educación también ha tenido que transcender ante este cambio. Y, el cambio al aprendizaje en línea a resuelto algunos problemas de los estudiantes neurodivergente, como las distracciones de los ruidosos compañeros de clase. Pero, trae su propio conjunto de dificultades. Los niños con TDAH pueden necesitar ayuda adicional para mantenerse en el camino.

A continuación, listaremos algunos consejos para preparar a los estudiantes para el éxito en un aula virtual:

  1. Planifique con anticipación, pero sea flexible: El aprendizaje en el hogar excluye la estructura que los niños con TDAH necesitan. Sin un horario diario claro, es más fácil para ellos posponer las actividades.
  2. Trabaje con el estudiante para elaborar un plan u horario para cada día: Publíquelo en su área de aprendizaje o en un documento compartido en línea. Incluya todas sus clases, exámenes y tareas.
  3. Utilice el método Pomodoro, en el que los padres escribirían en una nota adhesiva cuál es la asignación del niño durante los próximos 25 minutos más o menos.
  4. Diseñar recursos de aprendizaje visual, considerando la tipografía, colores, iconos y la jerarquía visual

En síntesis, El TDAH significa trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Es una condición médica. Una persona con TDAH tiene diferencias en el desarrollo y la actividad cerebrales que afectan la atención, la capacidad de permanecer quieto y el autocontrol. El TDAH puede afectar a un niño en la escuela, en el hogar y en las amistades. Por lo tanto, el cambio repentino al aprendizaje virtual ha alterado enormemente esta rutina. Hay formas en que los padres pueden ayudar a sus hijos a prosperar en el aprendizaje remoto. Por ende, se recomienda equilibrar la educación en el hogar con un niño neurodivergente mientras trabajan desde casa y trabajan juntos a través de frustraciones.