LA IMPORTANCIA DE LA TEXTUALIZACIÓN EN LA ERA DIGITAL | DOCENTES 2.0

En la actualidad, el ámbito educativo en todos los niveles ha olvidado un tema muy importante que debe estar incluido en la programación, la redacción. Este tema es de gran preocupación en la educación digital ya que el dominio inadecuado de las competencias de redacción reprime el logro de las habilidades en cualquier nivel educativo. En ese sentido, la escritura se establece como el eje principal en los Planes de Estudio, y esto anula que la educación de calidad avance en líneas de una escritura clara, original y oportuna.

La UNESCO en sus designios de alcanzar la calidad educativa reflexiona que la educación como un derecho de todos y plantea el objetivo de desarrollo sostenible para velar que todas las niñas y todos los niños finalicen los ciclos de en enseñanza de primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, neutral, como, además, de calidad para poder producir resultados pertinentes y eficaces.

En diferentes niveles de educación se han detectado casos de analfabetismo funcional, el problema se sustenta bajo lo señalado por los autores Arrieta & Meza (2006) se evidencia por la “incapacidad del individuo para identificar las ideas principales expuestas en un texto, imposibilidad de captar la intención del escritor y en la redacción incoherente de resúmenes de los textos objeto de lectura” (p. 1).

Por lo tanto, los retos actuales del docente están embarcados en la alfabetización digital y en fortalecer la textualización para poder así direccionar a los estudiantes hacia aprendizajes profundos y significativos. No obstante, esto implica procesos cognitivos desafiantes en la era digital. Por esta razón, se hace necesario que las instituciones educativas promuevan el conocimiento de las normas de la construcción de la oración, uso de los signos de puntuación, empleo del léxico adecuado, uso del significado adecuada y conexión lógica de las palabras e ideas de acuerdo con el contexto.

A continuación, listaremos las etapas de la producción de textos escritos, de acuerdo con MINEDU (2010):

  1. Planificación: En esta etapa se genera y seleccionan las ideas, además, se elaboran esquemas, toma de decisiones, análisis de las características de los posibles lectores y del contexto comunicativo, así como de la selección de estrategias para la planificación del texto.
  2. Textualización: Esta etapa reside en el acto de poner por escrito lo que se ha previsto en el plan, lo que se ha pensado se traduce en información lingüística.
  3. Revisión: Esta etapa está orientada a mejorar el resultado de la textualización. Es un espacio donde se practica la lectura atenta y compartida de lo escrito para poder detectar las incoherencias.
  4. Edición de texto: Esta etapa se denomina versión final de la narración, es el espacio que toma en cuenta los aspectos formales del texto (p. 342).

El autor Correa (2010), sustenta que la escritura debe estar sustentada en cuatro requisitos básicos: La corrección ortográfica, propiedad gramatical, estructura general del texto y por último, la variedad léxica, la que apunta a la ampliación del vocabulario evitando las repeticiones innecesarias de palabras o locuciones.

En síntesis, la redacción es un proceso complejo que requiere de muchos elementos para definirlo. Por lo tanto, es la práctica quien fortalece el manejo eficiente, generando experiencias significativas en los estudiantes. En este sentido, se puede decir que la Textualización permite a los educandos establecer contacto con el texto escrito, para enriquecer el proceso en forma natural y espontánea, elemento indispensable en la era digital.