✍¿CÓMO SE PUEDE MANTENER EQUILIBRADA LA CLASE? | DOCENTES 2.0

Hoy día, el ámbito educativo ha estado cargado de cursos, reuniones, eventos, clubes, actividades en el campus y actividades de estudio, lo que puede ser bastante intenso equilibrar la vida y tratar de darle sentido a un horario diario de clases. Lo cual, conlleva a que muchos docentes y estudiantes expresan que no hay suficientes horas en el día. No obstante, dado que las aulas de clases se trata de aprender cosas nuevas y tener nuevas experiencias, es comprensible que los docentes desean involucrarse en tantas cosas como sea posible. Equilibrar un plan de lección hace que la clase se desarrolle sin problemas y proporciona más valor a los estudiantes.

Para equilibrar su plan, debe elegir actividades en función no solo de su contenido (vocabulario, gramática, entre otros.), sino también de otros tres factores: Habilidades (escuchar, leer, hablar, escribir), patrones de interacción y relaciones interpersonales. Por ello, a continuación, listaremos algunas estrategias para mantener equilibrada la clase.

  1. Crear un horario: Es imposible mantenerse al día y mantener todo organizado sin un horario. Esto se puede guardar en un planificador de estudiante, en su pared o en su teléfono inteligente. Después de configurar el horario de clases y estudio, agregue las actividades extracurriculares y trabajo.
  2. Establecer metas: Al comienzo de cada término, escriba sus metas para ese semestre. Ya sea una determinada calificación, una mejor gestión del tiempo o algo específico del trabajo del curso, establezca una meta y escríbala.
  3. Sistema de apoyo sólido: Las personas con las que te rodeas pueden tener un efecto importante en todos los aspectos de tu vida diaria, incluso si no se da cuenta mientras está sucediendo. Rodearse de personas que no apoyan sus decisiones o que no creen que pueda hacerlo afectará rápidamente y negativamente su desempeño.
  4. Conocer a las personas: Desafortunadamente, si estás en una clase grande, es normal que entre docentes y estudiantes no se conozcan.
  5. Aprende a decir “No”: Participar en clase a través de videoconferencias es bastante fácil. Y si está involucrado en un par de grupos diferentes en el campus, fácilmente puede comenzar a ser más de lo que puede manejar.

El equilibrio en el salón de clases a menudo se enmarca en un modelo predictivo ya que utiliza para enriquecer la exigencia global, proveer sinopsis descriptivas, adaptar estadísticas, prevenir que el modelo sancione evidencias minoritarias, entre otros. No obstante, es evidente que al permanecer atrapado en el acto de equilibrar una clase sin considerar los problemas que esto puede ocasionar.

En síntesis, el uso de las estrategias anteriores lo ayudará a controlar los aspectos abrumadores de la vida educativa. No obstante, eventualmente tendrá que aprender el poder de la palabra «no». Al principio, decir “no” a un evento o ayudar con un club en el que estás te dará un caso grave de FOMO (miedo a perderte algo), pero se volverá más fácil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.