✍MIEDO POR ALCANZAR EL ÉXITO | DOCENTES 2.0

El miedo es una de las siete emociones experimentadas por todas las personas. El Por lo tanto, tener miedo produce una sensación de malestar, como preocupación que puede ser leve o grave. No obstante, esto depende de la estabilidad emocional de la persona. Es muy común observar en las aulas de clases, una atención adicional sobre este tema.

El miedo al fracaso tiene que ver cuando las personas se autocastigan cuando creen que han fracasado. El miedo al éxito es una emoción que anticipa cómo reaccionarán las personas ante su éxito. Algunos investigadores lo denominan “ansiedad o fobia al éxito” o “logrofobia”, ya que está asociado con el impacto de la insatisfacción general. Por lo tanto, el miedo al éxito no es fácil de detectar, pero existen señales que indican que una persona lo puede estar presentando, por ejemplo: Falta de objetivos, darse por vencido y procrastinación.

El miedo al éxito puede ser ocasionado en las personas por diferentes causas, por ejemplo: El síndrome del impostor, mala interpretación los sentimientos, miedo a la reacción violenta, experiencias negativas, baja autoeficacia, timidez o ansiedad social. Por lo que es, de suma importancia reformular los pensamientos sobre el logro. Por ello, se les recomienda a las personas prestar atención a las creencias negativas que pueda tener en torno al logro, al logro de los objetivos, autoestima y bienestar general.

Afortunadamente, existen estrategias que los docentes y estudiantes pueden implementar para superar este miedo. A continuación, listaremos algunas de estas estrategias:

  1. Tómese un descanso para que pueda pensar con claridad.
  2. Camine durante 15 minutos.
  3. Respire a través del pánico.
  4. Coloque la palma de su mano sobre su estómago y respire lenta y profundamente.
  5. Pruebe las técnicas de respiración para el estrés de 7 por 7.
  6. Enfrentarse a los miedos.
  7. Desafíe los pensamientos temerosos.
  8. No intente ser perfecto.
  9. Visualice un lugar feliz.
  10. Deje que los sentimientos positivos lo tranquilicen hasta que se sienta más relajado.
  11. Hable de los miedos con su pareja, amigo o familiar.
  12. Probar el enfoque de terapia cognitiva conductual.
  13. Pedir ayuda a su médico de cabecera.
  14. Por último, premiarse a sí mismo.

En síntesis, el miedo es una emoción humana que se desencadena por una amenaza percibida. Es un mecanismo básico de supervivencia que le indica al cuerpo que responda al peligro con una respuesta de lucha o huida. Como tal, es una parte esencial para mantenernos a salvo. No obstante, cuando las personas viven en constante temor, pueden experimentar impactos negativos en todas las áreas de sus vidas e incluso quedar incapacitados. El miedo puede perjudicar el aprendizaje a largo plazo, como, además causar daño a ciertas partes del cerebro. Lo que, puede imposibilitar la regulación del miedo y prolongar la ansiedad.