Los medios audiovisuales son herramientas tecnológicas, que ayudan al desenvolvimiento de una clase, y pueden ser a través de los sistemas acústicos, ópticos, o una mezcla de ambos, y además pueden servir de complemento a otros recursos de la enseñanza-aprendizaje, como son las explicaciones orales. No obstante, estas herramientas se centran especialmente en el manejo y montaje de imágenes y en la asociación de mecanismos sonoros. 

En la actualidad, los estudiantes están inmensos en un mundo audiovisual, además, saber interpretar el mensaje en una imagen necesita de una alfabetización visual, debido a que la gran variedad de respuestas que reflejan las imágenes es variada y múltiple, de modo que su comprensión depende de diversos factores personales como la experiencia, la memoria, el contexto, la cultura y los códigos de cada sociedad. 
Realmente, la pedagogía que se efectúa con ayuda de imágenes y sonido consiste en aplicar todos los descubrimientos del lenguaje para servir de apoyo a las explicaciones del docente en las diferentes áreas del currículo y facilitar el aprendizaje de los contenidos de diversa índole. Este enfoque se centra en el conocimiento, por parte del educador, de los aspectos técnicos relacionados con el manejo de los medios audiovisuales y, sobre todo, en la formación didáctica necesaria para utilizar los medios de forma adecuada.
Para que exista un buen proceso de enseñanza-aprendizaje, a través de las herramientas tecnológicas, el docente debe considerar lo siguiente:
1. Elaborar un esquema inicial para concretar los objetivos educativos que se persiguen.
2. Elegir la herramienta audiovisual, teniendo en cuenta las características de los estudiantes o de la clase. 
3. Si elabora sus propias diapositivas, se recomienda utilizar un formato horizontal y no vertical, porque la mayoría de pantallas de proyección que existen en el mercado son rectangulares.
4. En las diapositivas de texto, el contenido debe limitarse a un solo concepto, breve y esquemático. 
5. Es recomendable utilizar el aula de clases para realizar la exposición.
6. Antes de la exposición debe estar todo preparado. 
7. Durante el desarrollo es conveniente utilizar un puntero con el fin de dirigir la atención de los educandos hacia determinados detalles.
8. El docente debe realizar exposición debe realizarse de pie, mirando en la medida de lo posible al auditorio y acompañar la explicación con los gestos apropiados. 
9. El docente desde el comienzo de su exposición debe ser el centro de atención desde el comienzo, iniciándolo con alguna afirmación o alguna imagen que cause impacto. 
10. No es muy conviene que el educador cobre excesiva importancia durante la exposición. Es preferible repartir este rol entre los estudiantes por medio de las técnicas grupales. 
11. Es muy interesante que los educandos preparen trabajos informatizados como complemento. Incluso, se pueden utilizar las presentaciones como medio de evaluación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.