CUATRO DIMENSIONES EN LA ERA DIGITAL | DOCENTE 2.0

Actualmente, se puede apreciar que una de las grandes acciones de la era digital es la creación de nuevas dimensiones y entornos, cada uno de los cuales permite sucesos imposibles o improbables de completar en ningún otro. Esto abre una infinidad de posibilidades que afectan a un amplio número de sectores e industrias. El objetivo en el ámbito del aprendizaje es crear un marco de conocimientos, habilidades y actitudes que los estudiantes necesitan para tener éxito como trabajadores, ciudadanos y personas, así como los sistemas de apoyo necesarios. 

La formación del estudiante de este siglo, según el marco Partnership for 21st Century Skills (P21), vislumbra cuatro dimensiones: 
1- Asignaturas curriculares y temáticas básicas del siglo XXI. Lo que permitirá aprender habilidades para que los estudiantes sean independientes y estén preparados. Esto incluye el pensamiento crítico, resolución de problemas, comunicación, colaboración, creatividad y la innovación. 
2- Competencias de aprendizaje e innovación. Esto hace referencia a los conocimientos de contenidos y temas de la era digital, asimismo, que hace indispensable el dominio de otros idiomas o la multidisciplinariedad. 
3- Competencias en el manejo de las TIC. Vivimos en un entorno de cuarta revolución industrial y podríamos decir que en un entorno de sobrecarga de información difícil de procesar. El reto es tener la capacidad de crear información, evaluarla y utilizarla de forma eficaz junto a las tecnologías y medios (RRSS, entre otros) a nuestro alcance. 
4- Habilidades para la vida personal y profesional. El desarrollo del pensamiento, junto al conocimiento y las competencias referentes a la inteligencia emocional, en especial las sociales, protegidas por la empatía, junto a las capacidades comunicativas, de liderazgo, resolución de conflictos, cooperación y trabajo en equipo son los que permitirán al hombre desenvolverse en el día a día. 

En síntesis, hace varios años la educación escolar estaba más enfocada en la transferencia de información y conocimiento. Después se enfocó en el desarrollo de competencias. Ahora, el enfoque está en el desarrollo de las habilidades del siglo 21.