EL MICROAPRENDIZAJE EN TIEMPO DE CONFINAMIENTO | DOCENTES 2.0

En tiempo de confinamiento, la educación ha sufrido un gran impacto y transcendencia sobre la sociedad. No obstante, los cambios de comprensión impulsado por lo tecnológico, están modificando los escenarios culturales, como, además, el quehacer pedagógico, lo cual, influye en la creación de nuevas estrategias de aprendizaje para poder adoptar distintas formas de relacionarse al entorno en el que se aprenden.

Los grandes avances científicos, han permitido que el hombre conozca el fundamento neurobiológico que establece las características cognitivas del estudiante. El estudio, de las neurociencias, han permitido que la docencia evolucione en disciplinas como la Neurodidáctica, Neuropedagogía, Neuroeducación, importantes para encontrar regularidades que son fundamentales en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Actualmente, los docentes por el confinamiento están utilizar las estrategias de los microcontenidos que para los autores Buchem y Hamelman (2010), “es   una   característica   formal   de   cómo presentar el contenido, que propiamente a la calidad de este contenido”. Es decir, están utilizando los recursos digitales audiovisuales con base a las Neuropedagogía para poder enriquecer los contenidos educativos a través de los podcasts, blogposts, wiki, mensajes en Facebook o Twitter. Por lo tanto, este conjunto de elementos responde bien al concepto expuesto por el autor Siemens (2006) que es ecología de aprendizaje, que es un entorno adaptativo, dinámico, autoorganizado y diverso que promueve el aprendizaje porque incorpora contenidos, propuestas, estrategias y actividades adaptadas a dichos dispositivos y situaciones ubicuas.

En el aprendizaje móvil, el autor Garg (2010) sustenta que existen 3 vías para su utilización:

  1. Uso como parte del aprendizaje semipresencial: Los dispositivos se emplean para la formación de un micro-curso (de 5-10 min.) previo a las clases o una clase posterior de seguimiento como síntesis. Para ello, se podrían crear apps nativas para dispositivos móviles, o simplemente distribuir los microcontenidos a través de un entorno virtual basado en LMS compatible con móviles o a través de SMS en forma de enlaces.
  2. Uso para el acceso a la información: E objetivo es dar solución a un problema o error. Por ello, se utiliza la información del tipo “cómo hacer”, dando respuestas con tutoriales, manuales o vídeos cortos, para dar soluciones rápidas o aprendizajes en microsegundo.
  3. Uso como agentes de apoyo al desempeño: El uso de las aplicaciones para ayudar desde una calculadora para los problemas matemáticos hasta investigación procedimental compleja que ayude a tomar decisiones en una situación concreta.

En síntesis, el término microaprendizaje de acuerdo al autor Nielsen (1998), se refiere a formas de aprendizaje de corta duración, interconectadas y asociadas a actividades para aprender microcontenidos, que son pequeños grupos de palabras para crear una idea clara del contenido. Por ende, el docente debe tener presente que un microcontenido debe ser pequeños fragmentos de 40 a 60 caracteres que pueden ser utilizados en una variedad de contextos, mensajes instantáneos, blogs, infografías y resúmenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *