✍FORTALECER LA AUTOCONFIANZA EN LOS DOCENTES | DOCENTES 2.0

En tiempo de confinamiento, son muchas las metas que el docente y estudiantes deben alcanzar, pero muchas veces no tienen las metas y objetivos claros, es decir, el lugar al que desea llegar y lo que desea lograr. Por lo tanto, si las personas desean lograrlo, deben desarrollar la automotivación, adecuación, control de las emociones, organización personal, confianza y libertad. La confianza es una emoción dinámica que debe ser ejercitado para tonificarse, por ello, se debe labrar todos los días.

No obstante, en momentos determinados las personas pueden carecer de confianza e incluso hasta los líderes. De modo que, este debe educarse, habituarse y controlarse, al igual que cualquier otra habilidad. Sin embargo, una vez que es dominada, ofrece transformaciones muy positivas.

A continuación, listaremos algunas actividades para fortalecer la autoconfianza en los docentes:

  1. Seguridad: Es muy importante exhibir de una manera segura que tiene el control de cualquier situación. El lenguaje corporal refleja el nivel de confianza en sí mismo. Por ello, se debe mantener la cabeza en alto, sentarse recto, tener los hombros relajados hacia atrás y mantén contacto visual con las otras personas que interactúa.
  2. Atuendo: Cuando las personas se ven mejor, se sienten mejor. Por ello, se debe elegir la vestimenta y accesorios que le queden bien, que se adapte a su estilo de vida y le haga sentir bien, su autoestima se eleva de manera automática.
  3. Comunicación: Debe practicar su discurso. Un extraordinario orador habla con seguridad, en un tono rítmico y constante. No utiliza muletillas porque impiden la fluidez, utiliza pausas para acentuar las ideas. Adopta un modo de hablar afirmativo, más no provocador.
  4. Optimista: En la educación digital, se debe tener dominio del tema, y se debe evitar los comentarios negativos, esto hace que las personas se sientan menos seguro y alejado de los demás. Trate de sonreír, desarrolle la paz y confianza cuando se ampare en un estado de ánimo agradecido.
  5. Prudencia: La carencia de energía genera dudas y miedo, mientras que la acción genera confianza y valor. Realice a manera de ejercicio, llevar un cuaderno donde pueda anotar sus fortalezas y debilidades. Luego, utilice sus fortalezas para poder sacar provecho de sus puntos fuertes. Una vez energizadas, su confianza emprenderá a resplandecer por sí misma.
  6. Actualizarse: Cuanto más preparado esté, más seguro se sentirá de sus experiencias y nivel de competitividad. Estar preparado le ayudará a evitar precipitarse en los eventos inesperados de la vida.

En síntesis, en la educación digital se necesita que el docente tenga dominio de sus emociones, que se sienta preparado y dominio de la tecnología. Por ello, el docente debe aprender todo lo que pueda para enriquecer su quehacer pedagógico e impulsarse hacia el éxito de manera exponencial. Trate de alcanzar un objetivo a la vez, divida los trabajos complejos en fragmentos más pequeños y manejables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *