✍ LA PROGRAMACIÓN DE LA ENSEÑANZA PARA EL FUTURO | DOCENTES 2.0

En la era digital, todos los involucrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje deben cuestionarse ¿Por qué se debe aprender? ¿Por qué se enseña? Estas interrogantes son la clave para que la educación mejore en un sistema apoyado en tecnología. Es muy cierto, que cualquier respuesta sobre estas interrogaciones, son cruciales y son las que admiten iniciar inmediatamente una transformación curricular.

Curiosamente, este tipo de argumentos no solo es particular, sino que suena nebulosa, y los períodos dedicadas a las reformas educativas solo han llevado a las penurias, que declinan los sucesos a largo plazo, generando miedo a utilizar la tecnología y debilidad de las tendencias de aprendizaje, lo cual, funda cansancio en el personal docente.

Por lo tanto, el punto no es enfocarse en la historia o en las maneras en que se pueda comenzar a abordarlo todo, sino en la programación de la enseñanza para el futuro. A continuación, listaremos algunas recomendaciones:

  1. Sea honesto y fidedigno: No limite la autoevaluación, como docente debe asegurarse de ofrecer una visión creíble de lo que usted desea proyectar.
  2. Apoyarse en la tecnología: La tecnología llegó para quedarse, lo que acarrea un cambio el quehacer pedagógico. Inicie su implementación dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  3. Conozca las tendencias: No piense simplemente en etiquetas y formas («aprendizaje basado en proyectos» o «aprendizaje hibrido», entre otros.), sino en cómo promover la aceptación por parte de la comunidad educativa. Considere lo que está tratando de lograr al elegir este modelo, estrategia o marco.
  4. Reflexione en lo macro: Como docente, dedique al menos un poco de su tiempo a aprender sobre: modelos de aprendizaje, currículo y comunidades humanas, datos y estrategias de instrucción basadas en la investigación.
  5. Atienda a los estudiantes: Dedique tiempo a escuchar a los estudiantes y cuando pueda, déjelos liderar.
  6. Haga hincapié en la alfabetización: Diseñe lecciones y unidades que se centren en la interacción humana, pensamiento crítico y aprendizaje autodirigido.
  7. Ver todas las opciones: La enseñanza no es simplemente pedagogía. Desarrolle patrones, flujos de trabajo, marcos y modelos de aprendizaje que valoren tanto el arte como la ciencia del aprendizaje.
  8. Evalué el ambiente: A menudo, las discusiones, desánimos, problemas de aprendizaje parte de los problemas personales de cada persona. Por ello, es importante conocer un poco como viven los estudiantes.

En síntesis, la idea es utilizar el pensamiento macro para mejorar las decisiones. En la historia educativa el intentar mejorar las instituciones, nos han acercado a evaluar las fatigas que acarrea los cambios. Por lo tanto, es imprescindible equilibrar el enfoque sugestivo en las tendencias, herramientas y dispositivos con el tipo de visión general que puede informar la aplicación de todo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *