✍¿QUÉ ES EL METADATO EN UN ARTÍCULO CIENTÍFICO? | DOCENTES 2.0

Con el acelerado crecimiento de objetos de información hipervinculados en la World Wide Web, se pueden tomar dos direcciones metodológicas para encontrar información relevante. Un enfoque parte del supuesto de que el crecimiento de la información no se puede controlar y las técnicas de recuperación de información (IR) puramente estadísticas son un excelente ejemplo de este enfoque, que puede quedar anulado por cualquier conocimiento semántico sobre el contenido en juego. En estas técnicas de IR, el contexto se infiere a partir de patrones que contienen las palabras de consulta.  El otro enfoque se basa en denotar información consta de dar relevancia a los datos que describen el objeto de información, los llamados: metadatos.

El término metadatos fue acuñado por Myers en la década de los 60 para representar los conjuntos de datos. No obstante, Pasquinelli (1997) amplía este concepto al “dato sobre el dato” al ratificar que envuelve información sobre su contexto, contenido y control. Asimismo, Heery (1996) lo define como la información relevante sobre una publicación en oposición a su contenido. Por lo tanto, los metadatos pueden verse como filtros ya que distribuyen información según clases, como un nombre, dirección, palabra clave, entre otros.

Por ello, los metadatos de un artículo científico es la información relativa al artículo, por ejemplo, datos bibliográficos como autoría, título del artículo, año de copyright y fecha de publicación; material descriptivo como palabras clave y resúmenes; o cualquier número de identificación de artículo. Los metadatos del artículo no forman parte del cuerpo del texto ni de los gráficos del artículo propiamente dicho, pero sirven para identificar o describir el artículo. Por consiguiente, los metadatos: de un artículo son cualquier dato que describa su extenso, incluido el título, subtítulo, fecha de publicación, ISBN y cualquier otra información relevante que los lectores utilicen para encontrar su artículo. Los lectores dependen de buenos metadatos para encontrar su próxima lectura.

A continuación, listaremos algunas distinciones de metadatos de acuerdo con el uso de la información:

  1. Descriptivo de contenido: Este se ocupa de tipificar la información que pertenece al conocimiento intelectual necesario para comprender y situar el trabajo en contexto. Los elementos típicos son: el nombre del autor, palabras clave y códigos de clasificación, resumen, leyendas de diversas mejoras, como figuras. Se utiliza para interpretar y validar ya que la interpretación de una obra depende de su contexto. Tenga en cuenta que este contexto no es solo una cuestión de indexación semántica adecuada, sino que también se define por la tecnología utilizada.
  2. Descriptivo de la ubicación: En esta categoría se tratan las referencias, bibliografías y la extensión moderna como el Identificador de Objeto Digital (DOI), así como información de estado como borrador (normalmente en una página de inicio), preimpresión (en una página de inicio y en un servidor de preimpresión), versión revisada, versión final (en una revista certificada). Se utiliza para localizar y conectar.
  3. Descriptivo de formato: En un entorno electrónico, se cuenta con la suerte de contar con una gran cantidad de posibilidades de reproducción técnica. Por tanto, todo objeto de información necesita una descripción completa de su formato técnico, por lo que en esta categoría tratamos temas como: versiones de presentación (txt, pdf, html, entre otros.) y en entornos estructurados con descriptores tales como definición de tipo de documento (DTD) y estándares de datos XML. Se utiliza para maniobrar la renderización de ciertos tipos de datos o ejecutar programas.

En síntesis, los metadatos son «datos sobre datos». En este caso, los datos originales son su manuscrito enviado a una revista científica. Por lo tanto, los autores deben estar seguros de enviar correctamente los metadatos de su manuscrito. Esto incluiría el título, palabras clave, resumen, nombres de los autores, afiliaciones de los autores, información de ORCID, entre otros. Los metadatos están destinados a ayudar a los motores de búsqueda a encontrar su artículo más fácilmente, en otras palabras, hacerlo más «visible».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.